Prevención y resolución de conflictos

Objetivo: mejorar la transparencia y la coherencia de los procedimientos de la Oficina, en particular, los relativos a la contratación y la selección. La transparencia en tiempo de reforma es fundamental para lidiar con el estrés, aumentar la confianza en los procedimientos y las prácticas de la Oficina y reducir al mínimo los conflictos.

Medios de acción

• Prestación de asesoramiento jurídico al Sindicato y a los miembros individuales del personal, en la Sede y en el terreno, sobre la aplicación y la interpretación del Estatuto del Personal, los convenios colectivos y los procedimientos IGDS, así como las políticas y los procedimientos en vigor. En particular, la unidad continuará prestando asistencia jurídica en el marco de las negociaciones con la Administración a efectos de abordar temas de particular interés para el personal, como la política de contratación , los procedimientos de contratación y selección, la revisión de la clasificación de puestos en el terreno, los contratos precarios, la política en materia de acoso laboral, el tiempo de trabajo y el sistema de recompensas y reconocimiento, las relaciones laborales en la Oficina, etc.

• Respaldo técnico en relación con las actividades del Comité del Sindicato con respecto a los órganos de resolución de conflictos (Oficina del Mediador, Grupo de Examen, Junta Consultiva Mixta de Apelaciones (JCMA), Tribunal Administrativo de la OIT (TAOIT), etc.). Entre otras cosas, la unidad brindará asistencia técnica en la formulación de quejas de carácter institucional que se presentarán en nombre del Sindicato del Personal cada vez que se haya violado el Estatuto del Personal y no se haya alcanzado ninguna solución a travez del diálogo y de las negociaciones con la Administración. Además, continuará asesorando a los miembros del personal, cuando éstos lo soliciten y en casos individuales, sobre las opciones de prevención o solución de conflictos.
• Sesiones de información sobre asuntos jurídicos en la sede y en el terreno.
• Elaborar y presentar propuestas a la CPN para mejorar la buena gobernanza, las transparencia y la rendición de cuentas de los directivos basándose en las buenas prácticas que se aplican en el sistema de las Naciones Unidas (por ejemplo, la publicación de la lista del personal, la revisión de las políticas en materia de ética y denuncia de irregularidades, etc.).